Si deseas publicar tu blog o página Web, contacta con nosotros

Si deseas publicar tu blog, página Web o enviar vuestros trabajos, contacta con nosotros en oscarsicilia@cec-espeleo.com

lunes, 5 de diciembre de 2016

La Entrevista de la CEC

Toni Pérez Fernández del Grupo de Espeleología de Villacarrillo (G.E.V.).

Viajamos hasta la localidad de Villacarrillo en la provincia de Jaén, donde está afincado este grupo emblemático de la historia de nuestro deporte. Nos atiende Toni, en la actualidad el Presidente de este Club de Espeleología. Toni tiene 32 años, es Ingeniero Técnico de Minas y practica la espeleología gracias a su padre, desde los 5 años hasta la actualidad.



 - Saludos y muchas gracias por concedernos esta entrevista. Lo primero felicitaros por vuestro reciente premio concedido por la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía y el Instituto Andaluz de la Juventud, "Premios Jaén Joven 2016". 
Muchas gracias por vuestras felicitaciones. Para nosotros, que nos reconozcan el trabajo que hacemos es muy importante. Muchos nos dan la enhorabuena por lo que hacemos, pero siempre viene bien algún detalle material, como en este caso, un pequeño trofeo en el que nos reconozcan lo que hacemos… A todos nos gusta que de vez en cuando se acuerden de nosotros, porque rara vez las administraciones y los que organizan premios de algún tipo se acuerdan de los espeleólogos. Por eso en su día creamos los Premios ESPELEO, únicos hasta ahora en nuestro país, para reconocer a espeleólogos/as, asociaciones y entidades su trabajo en pro de la Espeleología… viendo que las administraciones no tenían las narices de reconocer el trabajo de los espeleólogos en cada región de España. De estos premios nuestros “Espeleo”  que digo, ya hemos sobrepasado en 7 ediciones los 100 premiados de toda la geografía española.


Toni Pérez en la exploración de una Sima en Hornos (Jaén).

- También felicitarte por el nuevo miembro en tu familia. Ahora seguro que Alejandro tiene diversión para rato. ¿Cómo está siendo esta nueva etapa de vuestra vida?

Muchas gracias de nuevo. Pues es el segundo hijo que tengo, Antonio nació hace 4 años. Este primer mes de vida de Alejandro está siendo complicado, mientras os contesto esta entrevista, Alejandro está ingresado en el hospital y tenemos que estar también pendientes de Antonio, el colegio, la comida… y mi mujer y yo vivimos en Granada sin familia, así que imagínate. Espero que se recupere pronto y que tanto Alejandro como Antonio quieran amar la naturaleza, la montaña y practicar espeleología.

- Hablemos del grupo. Desde vuestra creación hasta hoy, lleváis un imparable ritmo de trabajo que os coloca como uno de los grupos de referencia en nuestro país. Un trabajo que has realizado principalmente junto a tu padre, Antonio Pérez Ruiz. ¿Es esa unión entre padre e hijo el secreto de vuestra fuerza?

Muchas gracias por tus palabras. La verdad es que si no hubiera sido por mi padre, el Grupo de Espeleología de Villacarrillo (G.E.V.) habría desaparecido hace tiempo. Su pasión y las ganas que le pone a todo lo que le une a la espeleología, hace que los demás sigamos sus pasos. Luego también mi hermano Jesús y su novia Fátima tiran del carro… Actualmente, los cuatro somos los pilares fundamentales del Club y por eso seguimos haciendo multitud de actividades en las diferentes ramas en las que nos centramos hoy día.


Toni Pérez y su padre Antonio Pérez Ruiz.

- La creación de la Escuela de Espeleología del GEV en el 2001 supone un antes y un después en vuestra historia deportiva. En pocos años pasáis de las competiciones a nivel autonómico, a competir a nivel nacional, obteniendo muy buenos resultados. Resumiendo:  566 Medallas de Oro, 343 Medallas de Plata, 251 Medallas de Bronce, 33 Récords actuales de España (aunque se han batido 130 récords de España a lo largo de la Historia), 6 Plus-Marcas Europeas Fijadas, 4 Récords del Mundo, Ganador de 35 Copas de Andalucía, 8 Años Club Campeón de Andalucía, 10 Años Club Campeón de España y 2 años y Actual Club Campeón de Europa de TPV. Un palmarés envidiable. ¿Es el nuevo reto Europa?

Primero quería comentar que personalmente no me gustan las competiciones como tal, pero sí que es cierto que hay un objetivo primordial para las asociaciones como las de espeleología: la creación de una escuela de niños, tener jóvenes con los que la práctica de la espeleología siga adelante. La competición es un aliciente para ellos (y también para algunos adultos). Todos nuestros niños hacen cursos de iniciación y perfeccionamiento, aprenden autosocorro, técnicas distintas de instalación y demás… Cuando vamos después a una exploración, estos chavales y chavalas son alucinantes, te dejan con la boca abierta. El entrenamiento además hace que sean unos portentos físicos a la hora de realizar cualquier exploración. Aquellos que critican el tema de las competiciones es porque las desconocen, y ya te digo que a mí no terminan de gustarme. Me encantaría que lo conociesen mejor, que se vinieran con mis chicos y chicas un día a hacer espeleo… otro gallo cantaría, porque sí, “correr en una cueva” o “correr por una cuerda” puede que no nos guste mucho, hasta ahí muy bien… pero la técnica, la formación y el físico que se toman son primordiales para la exploración, y eso se hace muy bien con el entrenamiento para competir.
Ahora a la pregunta: para mí personalmente la Competición terminaría ya, pero somos una asociación y a muchos compañeros y compañeras les gusta, por lo tanto, como presidente y como miembro del club, mi misión es apoyarles en todo. Así que cualquier reto deportivo o de competición que se propongan mis compañeros, será motivo de mi total apoyo.


Toni Pérez en una cavidad de Villacarrillo (Jaén).

- Seguro que la importancia de vuestros logros deportivos es fuente de vocación para las nuevas generaciones. Nos consta que tenéis una gran y envidiable cantera de futuras promesas.

La juventud viene pegando fuerte, y nosotros sabemos que el futuro de la espeleología pasa por ellos. Intentamos inculcarles lo que nosotros humildemente sabemos y que tengan una filosofía de amor y pasión por la naturaleza y el medio ambiente en general y por el patrimonio subterráneo en particular.

- ¿Os sentís respaldados por las instituciones públicas?

Si con esta pregunta te refieres a las administraciones públicas, he de deciros que en general sí. Con el Ayuntamiento de Villacarrillo tenemos muy buena relación y nos ayudan en todo lo que pueden. Con Diputación Provincial de Jaén y sus instituciones también lo mismo. Y con las delegaciones provinciales de la Junta de Andalucía, también… aunque como hay pocas subvenciones y ayudas económicas por su parte, a veces tenemos poca relación, pero en general es buena.
Si con esta pregunta te refieres a la Federación Andaluza (o a la que fue Federación Española), pues no… Nos bastamos nosotros mismos para realizar nuestras cosas, y no solemos pedirle ayuda a la Andaluza, y a la desaparecida Española. Nos dejaron a deber casi dos mil euros del Campeonato de España que celebramos en Villacarrillo, así que te puedes imaginar. 
Una Federación es cosa de todos los espeleólogos que están integrados en ella, pues todos nos federamos y todos contribuimos con nuestra cuota individual y de club por igual. Creo que si no eres “amigo” de los que dirigen cualquier federación y también eres un poco crítico con algunos aspectos que crees que no son buenos y lo manifiestas…,  para ellos eres un apestado o un “porculero”, y se estila mucho el estás conmigo o contra mí, no caben términos intermedios. Por eso nosotros pasamos de complicaciones y vamos a lo nuestro, la política es para los despachos, y la espeleología se hace en las cuevas.
Nosotros nos federamos (sobre todo por temas deportivos) y seguimos a nuestro ritmo, mejor o peor, pero nuestro ritmo. No tenemos que dar cuentas a nadie y como se puede ver por todo lo que hacemos, nuestras actividades son muy variadas, las intentamos hacer humildemente con lo que podamos conseguir y sin mirar lo que hacen otros. Me gustaría que éstos que nos dirigen, dado que supuestamente somos un club de referencia en muchas cosas, al menos se sentasen a hablar con nosotros, que divulgaran las actividades que hacemos en su web, (que por supuesto ellos conocen, pues los correos y las notas informativas se las pasamos), no por nosotros, sino porque la Federación somos todos y no sólo sus amiguetes. Pero no pasa nada, seguiremos con nuestras actividades, que serán más o serán menos, pero son nuestras.

- En una entrevista a tu padre en la Revista Cota Cero, habláis de la propuesta de un nuevo sistema de competición llamado “EspeleoAthlón”. Explícanos en qué consiste y si está surgiendo efecto.

Esta idea surgió de mi hermano Jesús y de su novia Fátima, dos grandes deportistas, técnicos y espeleólogos. A ellos les encanta el deporte y la competición y siempre están innovando cosas para que los chavales y chavalas de la Escuela de Espeleología entrenen y no se aburran. La idea es hacer una competición con varias pruebas y por equipos, y así premiar el compañerismo, la técnica y la rapidez en hacer las cosas seguras… Le llamamos ESPELEOATHLÓN y fue una propuesta que le hicimos a la Federación Andaluza de Espeleología (que actualmente es la que más apuesta por la competición en técnicas de progresión vertical), les gustó, pero ahí se quedó. En la actualidad estamos barajando la realización de esta competición por primera vez, y que sea en Villacarrillo (Jaén), dotando de premios económicos a los equipos que queden en primer, segundo y tercer lugar. Esto tiene que estar bien organizado y pensado, por eso va poco a poco. Y es más, queremos que cuando se haga, sea vistoso y que la gente pueda ver las técnicas que utilizamos en espeleo. No concebimos una competición de nuestro deporte si no nos puede ver la gente de a pie y sobretodo si no divulgamos el evento. Recuerdo alguna competición reciente donde ni tan siquiera el bar de al lado lo sabía, y no tenían ni bocadillos preparados. Así no se pueden hacer las cosas.


Toni Pérez en el Sistema de la Murcielaguina (Hornos, Jaén).

- Otro de vuestros fuertes es la Bioespeleología, cuyos trabajos recogéis en el blog Bioespeleologia.blogspot.com.es . Cuéntanos para los que no estén muy familiarizados con el tema, ¿cuáles son los principales descubrimientos en esta materia de nuestro país?

Bueno, la verdad que nos gusta el tema del estudio de la Biología Subterránea y yo soy un pasional por esta rama de investigación. Me encanta ver que la gente se preocupa mucho más por los “bichitos” de las cuevas, y que nos tengan como referencia.
Para mí, descubrir es todo y cualquier investigación sobre biología subterránea que se haga es importante. Sí que tengo que destacar a varias personas o grupos de investigación que están haciendo trabajos espectaculares. Seguro que me dejo a algunos, pero como he dicho antes, al tener a mi hijo ingresado, la cabeza no está muy bien… espero que me disculpen. 
Destacaría en Andalucía el trabajo de Pablo Barranco (de la Universidad de Almería y miembro del Espeleo Club Almería), con fantásticos trabajos en esta provincia, así como el trabajo a nivel andaluz en distintas provincias que ha podido realizar con otros grupos de espeleología andaluces años atrás y cuyos resultados se van a ir viendo poco a poco.
Respecto al Medio Subterráneo Superficial tengo que nombrar al equipo de Vicente M. Ortuño, el Grupo de Investigación de Biología del Suelo y de los Ecosistemas Subterráneos de la Universidad de Alcalá, al que pertenecen amigos como Alberto Sendra, Txomin Hormaechea, Alberto Tinaut, etc… Están haciendo trabajos por toda España con unos resultados espectaculares.
En la Comunidad Valenciana, el Dr. Alberto Sendra sigue con su incansable trabajo, incluso abriendo fronteras a otras partes, como un fascinante trabajo que está realizando con nuestra colaboración y demás espeleólogos andaluces en la cavidad más profunda de Andalucía: el Sistema Sima Gesm-Sima de la luz.
Los compañeros de la Asociación Catalana de Biospeleologia, BIOSP, a la cual pertenezco, siguen sus trabajos en Cataluña e inmediaciones y también están sacando trabajos fantásticos.
En las Islas Baleares destaca sin duda Mateo Vadell, pero por temas burocráticos con las administraciones, va todo ralentizado, si no… hubiéramos tenido unas noticias fantásticas del medio subterráneo balear en estos tiempos.
En las Islas Canarias, además de bioespeleólogos como Pedro Oromí, otros compañeros como Manuel Naranjo y Sonia Martín están haciendo un fantástico y duro trabajo en las Islas, publicando y divulgando sus formidables investigaciones.
En el Norte de la Península, Carlos G. Luque, Lucía Labrada o Carlos E. Prieto, siguen obsequiándonos con maravillosos resultados.
Ana Isabel Camacho, del Museo Nacional de Ciencias Naturales (C.S.I.C.) es la referencia en estudios de crustáceos acuáticos en nuestro país, y sé que pronto nos dará buenas noticias con descubrimientos apasionantes.
Y en Portugal destaca sin duda alguna nuestra amiga Ana Sofia Reboleira, un portento de espeleóloga y bioespeleóloga que está descubriendo lo más grande en tierras portuguesas.
Por último resaltar algunos compañeros como la Sociedad Espeleológica Geos, Virginia López (sevillana que está realizando un fantástico trabajo con el que estoy colaborando en la famosa cavidad Sistema Hundidero-Gato de Málaga) o los compañeros del Club Cántabro de Exploraciones Subterráneas, con los que colaboro también en lo que puedo. Y muchos más, que ahora no recuerdo bien.


Protonemura gevi, único plecóptero del mundo con adaptaciones al medio subterráneo, se encuentra en una cueva de Jaén (Foto: Toni Pérez)

- Hace poco decías públicamente, sobre un viaje a Fuente Acero, en la Sierra de Cazorla, haber vivido uno de los días más apasionantes en tu vida como Bioespeleólogo. Cuéntanos por qué.

Pues muy sencillo, una cueva (Cueva Navilla de Fuente Acero) fue muestreada por dos grandes entomólogos y bioespeleólogos: Joaquín Mateu y Francisco Español, en el año 1953. Se descubrieron dos especies nuevas para la ciencia. Desde esa fecha hasta la actualidad, no se conocía la cueva, por mucho que se intentaba localizar. Yo mismo, desde 2001 he intentado localizarla sin éxito. Hasta que contactamos con Antonio Cuadros, un señor de Cazorla muy amable que nos contó una gran historia y nos hizo llegar hasta la cavidad. Bioespeleológicamente e históricamente, esta cavidad es muy importante para trabajos coleopterológicos, y por eso ha sido muy importante. Próximamente contaremos esa historia en Monografías Bioespeleológicas nº 11 y también en un Congreso del que hablaré a continuación.

- Habéis publicado que vais a organizar el V Encuentro Ibérico de Biología Subterránea en Sevilla, el año que viene. Cuéntanos algo más.

Como he dicho antes, estoy colaborando con una atrevida chica, hija de un gran espeleólogo, con su trabajo Fin de Grado en Biología, muestreando el Sistema Hundidero-Gato, en Málaga. Virginia, que se va a convertir en breve en una gran bioespeleóloga, me comentó sus ideas de prospección en esta cavidad y no lo dudé ni un momento, le ayudé en todo lo que podía (y le sigo ayudando). En una de las conversaciones que tuve, le propuse a su tutor hacer el próximo congreso de biología subterránea en Sevilla, a través de la Universidad… y la idea gustó. Así que comenzamos el Laboratorio de Entomología Aplicada y el Grupo de Edafología Ambiental de la Universidad de Sevilla, junto con el Grupo de Espeleología de Villacarrillo (G.E.V.) y la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía decidimos hacer un congreso en esta rama tan desconocida. Un evento más que organizamos después del Congreso Internacional “EspeleoMeeting Ciudad de Villacarrillo” que hemos hecho en agosto de este mismo año.


Sala de los Giraldillos, Sistema de la Murcielaguina (Hornos, Jaén) (Foto: Toni Pérez).

- Hablando del Congreso de Espeleología que organizasteis, ¿cómo surgió la idea? ¿Cómo fue la participación?

La idea surgió porque hacía bastantes años que no se organizaba un Congreso en tierras andaluzas, creo recordar que el último fue en 2008 en Priego de Córdoba. Pensamos que sería bueno hacer un evento de este estilo en Villacarrillo… y así lo hicimos saber más de año y medio antes de la fecha. La participación fue fabulosa y la gente salió muy contenta. Eso era la importante, buena participación, que la gente saliera contenta y que además, las Actas del Congreso se dieran en mano a todos los participantes el mismo día del Congreso… y lo conseguimos.

- En enero del 2013 nace la Revista Digital Gota a Gota y en su corta vida es ya un referente nacional en publicaciones de Espelelogía. Cómo ha sido la experiencia. 

Muchas gracias. Pues la experiencia es fabulosa, pero quita mucho tiempo. Pretendíamos con GOTA A GOTA llenar el vacío de publicaciones participativas, puesto que la mayoría de la que existían se habían quedado antiguas y se publicaban muy irregularmente. Además, sabíamos de las quejas de compañeros que les sacaban los artículos muy tarde, o no los sacaban y tenían que irse a revistas extranjeras, o incluso si tenían alguna diferencia con las distintas federaciones, ya ni querían saber nada de esas exploraciones, por muy importantes que fueran. Creamos así GOTA A GOTA, una revista digital de espeleología en castellano, para todos y todas los espeleólogos y espeleólogas, sin restricciones ni revisiones por parte de externos que se puedan alargar en el tiempo. Esto tiene algo positivo y es que los trabajos se publican rápido, pero también negativo y es que nuestros conocimientos llegan hasta donde llegan y a veces las revisiones no las podemos hacer tan exhaustivas como en otras publicaciones se hacen (hablo de revistas científicas con un factor de impacto ya implantado). Pero la gente responde muy bien.
Es cierto que a veces hay algunas críticas, la mayoría son constructivas, y seguimos evolucionando y mejorando… y por supuesto son todas bien recibidas. Excepto algunas que sólo hacen insultar y decir tonterías, que a nosotros ni nos van ni nos vienen.
No tenemos cerrada la puerta de publicación a nadie, mientras que se centren en unas sencillas normas, no se insulte a nadie y, lo que es más importante, hablen de espeleología. Entendemos que no todos podemos hablar tan técnicamente como otros, y por eso queremos que sea una revista de humildes espeleólogos como nosotros, para todos los espeleólogos (sean amateurs, más técnicos o menos técnicos). Y como siempre decimos, “lo que no se divulga y se publica, no existe”.


Sala de los Murciélagos, Sistema de la Murcielaguina (Hornos, Jaén) (Foto: Toni Pérez).

- La hora del humor: ¿qué es lo más gracioso que te ha pasado en una cavidad? 

Gracioso, gracioso… no es, pero tengo una anécdota que nos pasó y al leer la pregunta, me ha venido a la cabeza, y como yo soy muy impulsivo, así mismo la voy a contar. Nosotros hacemos un campamento con los chavales de la escuela casi todos los años. Estamos prácticamente una semana haciendo espeleo, explorando, investigando, etc… Cuando tenemos que ir a una cavidad, solemos ir un grupo antes a montar las cuerdas y demás, y luego ya se queda instalada para la visita o exploración posterior. Pues bien, tras una jornada instalando y explorando unas incógnitas, al salir de la cavidad y ya regresar hacia el coche, nos encontramos otros compañeros con la cara desencajada y cansados, muy preocupados. Al parecer, habían notado un terremoto en el campamento base y también en nuestra localidad, llamaron los padres y demás, pero de los que no sabían nada era de nosotros. Por lo tanto decidieron ir a ver si nos había pasado algo… Después de contarlo y poder contactar con todos después, nos reímos y echamos algunas cervezas y cuba-libres…

- Una pregunta incómoda, Toni, ¿playa o montaña?

Para nada es una pregunta incómoda hombre… la montaña 100%.


- ¿Algo en lo que no estés de acuerdo en Espeleología?

Por supuesto. Lo que peor me sientan son los “espeleoturistas” o aquellos que creen que nosotros vamos a hacer turismo a cuevas. Entiendo que de vez en cuando hacer alguna visita de turismeo a una cueva, no viene nunca mal… pero que la gente te busque para que le enseñes cuevas porque están aburridos, eso sí que no lo comparto. Nuestra asociación es más de explorar e investigar, de hacer cualquier trabajo en el interior: una jornada de fotografía para alguna publicación, un muestreo, una visita de rutina para ver el estado de conservación… eso es trabajo espeleológico. Pero hacer visitas y pasar el domingo… para eso que cada uno se busque su sitio… nosotros ya tenemos el nuestro y no tengo ganas de llevar a la gente de domingueo.

Y tampoco estoy de acuerdo con aquellas personas que les gusta más el politiqueo que la espeleología… pero eso es harina de otro costal. Por culpa de esos politicuchos, la espeleología sólo sale en las noticias cuando hay un accidente… no han sabido “vender” que nuestra actividad deportiva y científica es más que una simple competición o un domingo a la sierra y meterse en agujeros… y así nos va. Por eso ahora estamos donde estamos, si no hubiese habido movimientos extraños y luchas por el poder, ahora no estaríamos hablando de confederación y todo lo que nos tiene divididos, eso es lo que debería preocuparnos, además las cosas se tienen que debatir democráticamente, y por supuesto que la mayoría decida, pero una mayoría más plural, por eso también revisaría la forma de representación que me parece muy complicada y obsoleta.


En la entrada de una sima en Segura de la Sierra (Jaén).

- ¿Alguna manía confesable a la hora de hacer espeleología?

Tengo una gran manía, y es la puntualidad. Soy de las personas que les gusta ser precavidas con el tiempo. Me gusta levantarme muy temprano, organizar todo y a una hora exacta, terminar lo que se esté haciendo, volver al coche y regresar a casa. Soy de las personas que piensan que no hay que preocupar a los que nos quieren más de la cuenta, y como la espeleología es algo que hacemos por divertimento y por hobby, si la exploración se queda a medias, otra vez volverás y la terminarás… lo importante es hacer lo que nos gusta sin preocupar a los que nos quieren. Mi manía es esa, la puntualidad en el horario de la exploración… que no se haga tarde el regreso a la casa de uno.

- Ahora puedes acabar la entrevista con una pregunta, sugerencia o propuesta a la CEC.

Primero dar la enhorabuena por la iniciativa de la C.E.C., aunque podamos estar de acuerdo o no en algunos aspectos. Yo soy de los que piensan que hagas lo que hagas, siempre lo estarás haciendo mal para la mayoría, así que a seguir el rumbo.
Sí quisiera expresar que espero que a los espeleólogos y asociaciones, que por circunstancias de permisos o temáticas personales, no estemos dentro de la C.E.C., no se nos tache de apestados, de amigos de mis enemigos o de cualquier cosa con la que se nos aparque del colectivo. Al revés, independiente de las posturas que podamos tener, nosotros creemos que cada uno haga espeleología a su manera, se asocie como quiera y que participe como desee en los órganos asociativos, federativos o confederativos… pero con el respeto a los demás que no tengan las mismas ideas o, como nuestro caso, por otras circunstancias ajenas.
Os deseo un gran futuro y que podamos acercar posturas… nosotros creemos en los proyectos de futuro, y el vuestro sí que lo es. Los miembros del Grupo de Espeleología de Villacarrillo (G.E.V.) estamos para colaborar en lo que nos sea posible, como ha sido el caso de esta fantástica entrevista.

- Muchas gracias por concedernos esta entrevista. Estamos seguros de que no tardaremos en veros de nuevo por aquí comentando un nuevo logro de vuestro Club. 

Gracias a vosotros por querer que tengamos voz en vuestro periódico digital. Contad con nosotros para lo que creáis conveniente.



Fotos cedidas por Toni Pérez Fernandez.
Una entrevista de O.S.

No hay comentarios:

Publicar un comentario