Si deseas publicar tu blog o página Web, contacta con nosotros

Si deseas publicar tu blog, página Web o enviar vuestros trabajos, contacta con nosotros en oscarsicilia@cec-espeleo.com

lunes, 3 de julio de 2017

E l    R e p o r t a j e :


La Cueva de Mairuzulo, 1966, Arantza, Navarra.

Una reportaje de Sakon Espeleologia Taldea.


Hace 51 años que un grupo de tres amigos de Irún, Julio Yunta, Mariano M. y Jesús Mª Martínez, pertenecientes al Club de Montañeros Iruneses, realizaron la primera exploración de la que se tiene constancia de esta cavidad.


 Julio Yunta, Mariano M. y Jesús Mª Martínez

Queremos dar luz a esta historia del pasado de la mano de Jesús María Martínez, que ha querido compartir con nosotros aquella primera exploración a la cueva de Mairuzulo, en la localidad de Arantza, en Navarra. 

Hacemos un poco de historia. La exploración tuvo lugar en el año 1966... 41 años después, en el 2007, se realizan los trabajos de topografía de la cavidad por parte de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, de la mano entre otros de Natxo del Cura y José García. Fue este último quien acompañó a Sakon a la visita fotográfica que realizamos en agosto de 2016. Tras la publicación de las fotografías en nuestro blog de dicha visita, Jesús M. Martínez contacta con nosotros para compartir las diapositivas que realizaron en aquella primera exploración de 1966 y nos cuenta el relato de lo que pasaron aquellos días. 


Sakon: ¿Nos puedes contar como nació la idea de empezar esta exploración?

   

Jesus M.: "En el año 65 en la Salle, se organizaron unos cursos industriales intensivos para adultos del Bidasoa y yo estuve de ayudante del profesor de Mecánica y entablé amistad con algunos, entre ellos varios vecinos de Arantxa que fueron los que me indicaron la existencia de Marin Zulua y en el caserío de uno de ellos dormimos varios noches en nuestras primeras incursiones."


"En esos años los 3 pertenecíamos a Montañeros Iruneses, no había en la zona ningún club de espeleo, seguramente eso hizo que me decantase por la Montaña, los otros 2 lanzados dejaron poco después las actividades de espeleo y monte".



"En la exploración tuvimos que romper alguna formación para poder progresar. Nos permitimos además, poner nombre a las formaciones que fuimos encontrado. La Medusa, Orejas de Elefante, Dama de Elche, Cabeza de Elefante, El Portal de Belén… 

Poco tiempo después proyectamos las diapositivas en el bar del pueblo, que era de uno de “mis alumnos” y en la distancia creo recordar un poco de cachondeo sobre si no nos habíamos encontrado con Mari."



Foto del 2016 de Sakon.

"Mi primer conocimiento del mundo subterráneo sería a los 10-11 años en una excursión con el cole a las Grottes de Betharran. Con 15-16 siendo Scout empezamos en Landarbaso entrando y saliendo por todos los agujeros que podíamos. En una Semana Santa, en bici 4 ó 5 días, pasamos por una cueva en la zona de Villabona, no recuerdo el nombre, sé que estaba junto a un arroyo y que tenía unas arañas como mi mano de grandes y seguimos hasta Urbasa y allí fuimos a la de los Cristinos, luego Pamplona, Belate y a casa."


Sakon: Cuéntanos aquellas primeras incursiones, donde tres amigos os recorríais 28 kilómetros en bicicleta desde Irún, para realizar esta gran exploración por vuestra cuenta.






Imagen de 1966.


Jesús M.: "Creo que la 1ª vez llegamos hasta la cascada de 3 ó 4 m., pero solo pudimos pasar uno, con el paso de hombros, así que volvimos otra vez con una escala, hecha por nosotros, con peldaños de aluminio en ½ caña y cuerda de naylon con lo que pasamos los 3 del equipo y llegamos hasta un agujero, mini sima, que estaba bloqueado por una estalagmita y no pudimos seguir; intentamos buscar otro paso y no lo encontramos, exploramos las partes altas de la cueva y en una repisa bastante cerca de la entrada es donde vimos el grafiti...         
“Aquí entubo …..    Manuel Aznar“ .

Preguntamos en el pueblo por el nombre y nos dijeron que era un embajador nacido en Etxalar, abuelo del Aznar actual".



Imagen de 1966 de la cascada SIN escalera.

"Enseguida vimos lo importante de entrar con aseguramiento de buen tiempo, pues con una pequeña crecida nos cortaría el paso en la zona con bajo techo del río, pues al ser tan bajo llevamos la cara en el agua y con el casco pegando al techo, así como el agujero circular por el que cae una pequeña cascada, había que prepararse y pasar rápido sin atascarse, pues  al meterte taponas el desagüe".


Escalera posterior al relato del autor que se encuentra cerca de la cascada y ya no se usa. Foto de Sakon. 












Escalera actual, 2016, Foto de Sakon.




"Así que volvimos otra vez provistos de un buen martillo y cincel; muy ilusionados pues estaba claro que de allí no había pasado nadie y era “virgen”. Forzado el paso llegamos a una zona de techos altos y después de buen rato a una especie de cascada de barro que parecía que era la entrada del agua, miramos  y remiramos y no vimos la posibilidad de seguir, así que sólo nos quedaba volver para fotografiar. Poco a poco fuimos bautizando las formaciones: la Medusa..."



La medusa, 1966.


"La Dama de Elche, La trompa y Orejas de elefante, el Pino nevado, el Estanco  …".


"Como preveíamos que el recorrer la cueva entera fotografiando nos iba a llevar bastantes horas optamos por dormir, al terminar, dentro de la cueva, en la plataforma elevada al poco de empezar la cueva. Poco dormimos, a pesar del cansancio de los 28 Km desde Irún en bici, más toda la noche en la cueva, que era casi la mañana y que nos escurríamos  hacia abajo por el plástico".




La Medusa, 2016, foto de Sakon.


Sakon:  ¿De dónde viene tu interés por la espeleología?


Jesús M.: "Mi padre trabajó varios años en las minas de Meazuri, en la zona de la Cascada, y me contaba su trabajo. Nos adentramos por ella y fue la semilla que luego me llevaría a tocar un poco la espeleología. Parece que he conseguido trasmitir a mi hijo Raúl la pasión por la mina, tres generaciones dentro de ella. Sabía por mi padre que ya casi habían llegado hasta cerca de los Hornos. 




Entrando por la parte superior, desde el canal- puente que pasa sobre la grieta, llegamos a salir por la galería al pie de Cascada, en esa época se podía bajar por los planos inclinados de trabajo de la mina, después de una gran riada que saltó el canal-puente e inundó toda la mina esta bajada ha quedado muy peligrosa, hay que bajar rapelando por la grieta, el tramo desde la base hasta el nivel de los hornos no hemos podido hacerlo pues siempre lo hemos encontrado inundado".



Orejas, 1966.


"Sí, entramos por la boca situada a nivel del río a mitad de camino junto a una aguja, allí descendimos a otro nivel inferior y la galería hacia la cascada también siempre la encontramos inundada al cabo de unos metros, hacia los hornos, una vez conseguimos pasar nadando y llegamos al final de la galería escavada, era  una sala y tenía una salida al exterior, como un pozo de ventilación, recuerdo que cuando salimos nos tumbamos en el río y nos parecía caliente, creo que por 1ª y única vez, pegué un trago de coñac, pues salimos dando diente con diente."




La Dama, 2016, foto de Sakon.





Sakon: Os felicitamos por las diapositivas de aquellos días. Cuéntanos como las realizasteis.




Imagen de 1966.




Jesús M.: "Mi 1º carrete de diapositivas fueron esas fotos, en el año 66 el flash al que teníamos acceso era uno sencillo y la luz se producía con unas bombillas azules que venían cargadas y al disparar un único flashazo."









Imagen de 2106, Foto de Sakon.


Sakon:

En agosto del 2016, Jose García, ex miembro de la Sociedad de Ciencias Aranzadi y miembro de nuestro club, se presta a guiarnos por esta cavidad. Enlace a la visita del Club en 2016.

"Hoy día 21 de agosto, casi 9 años después, vuelvo a la cueva de Mairuzulo en el macizo de Arantza, en compañía de nuestros compañeros del grupo Sakon. Con un desarrollo de 1.830 metros, se trata de un curso activo de agua permanente. Mis recuerdos de los trabajos de topografía en esta cavidad, se mezclan hoy con la belleza de este río subterráneo."

Jose Antonio García. Sakon 2016.


í
Foto del 2016 de Sakon.


Sakon: Tenemos que anotar que durante dicha visita en el año 2016, Jose hecho en falta algo que no podía haber olvidado nunca ni por casualidad: en un lugar de dicha cavidad existían una gran cantidad de Pisolitas de gran belleza. Estamos pendientes de confirmar el expolio pero parece bastante evidente que alguien se las llevó.  






La Dama, Imagen del 1966.


Sakon: Sabemos que miembros de vuestro club participaron en uno de los primeros rescates de espeleología que se tenga constancia y en la que tú fuiste participante. Cuéntanos cómo fue.


                                                                          Imagen de 1966.


Jesús M.: "Sí, eso fue unos años después, 1968 -69 no recuerdo, avisaron al presidente de Montañeros Iruneses que trabajaba en la misma empresa que yo para organizar un grupo de montañeros para buscar a un chaval que había desaparecido en los alrededores de Aiako Harria. Yo fui a su casa y hablé también con sus amigos y no sé, por  lo que me contaron, pensé enseguida en la Mina. 

Imagen del rescate de 1968 de Jesus M. Martinez

Llegamos varios montañeros y gracias a nuestro conocimiento del lugar llegamos rápidamente al piso principal, nos  acercamos al borde y a unos 4 m. de un gran cincel minero clavado en la pared, en el borde de la grieta el musguillo tenía marcas de caída, me asomé y en el piso inferior se veía algo que parecía un cuerpo con los colores de la ropa descrita por sus padres. 








Pienso que se ató al cincel y se fió de la cuerda que luego vimos tenía atada a la cintura, pero no sabía que los nudos normalitos en el naylon no funcionan, máxime  con frío. No tuvimos que rapelar pues conocíamos que en cada piso había un canalillo para evacuar el agua de la pared a los planos inclinados.


                                      Imagen del 2016 de Sakon.


Llegamos y lo que vi fue algo para no olvidar, fue una caída de 43 m. pues la cuerda de escalada del rescate le faltaba esos 3-4 m. para llegar abajo. Salimos y lo comunicamos a la Guardia Civil y nos comprometimos a guiar a los bomberos en el rescate, sin tocarle; al final nos tocó hacer todo pues el 1º bombero cuando vio el agujero dijo que aquello no era para él y el 2º llegó tan nervioso, después de pasar por el canalillo, que no le salía ningún nudo para poder izarlo.




Vivac en Mairuzulo en 1966.

"Tiempo después nos encontramos en Donosti con el bombero que bajó y nos dijo le habían dado el premio a la acción más arriesgada del año…   Esto es lo que se puede contar sin entrar en detalles macabros innecesarios."




Lavando el equipo en el río. Imagen de 1966.


                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                             

Lavando el equipo en el río. Imagen de 2016 de Sakon.
                             

Sakon: Ha sido un gran placer, Jesús, que hayas compartido con todos nosotros vuestras fotos y esta bonita historia. Esperamos que sigas disfrutando muchos años más de nuestro deporte. Un gran abrazo y hasta siempre.






No hay comentarios:

Publicar un comentario