Si deseas publicar tu blog o página Web, contacta con nosotros

Si deseas publicar tu blog, página Web o enviar vuestros trabajos, contacta con nosotros en oscarsicilia@cec-espeleo.com

martes, 13 de junio de 2017

E l      R e p o r t a j e.


Barranco de Cregüeña, Benasque, Huesca. 
¡Nueva apertura!
Cabresdemuntanyaes.wordpress.com




Crónica por Daniel Planells, mayo 2017

(Para una mejor comprensión de esta crónica hay que tener en cuenta que está escrita en el orden cronológico en que abrimos el barranco entero).

Es decir, el primer día de apertura caminamos media hora por el sendero e instalamos 11 rápeles. El segundo día de apertura caminamos 30 minutos más (1 hora en total) instalando 5 rápeles más por encima de los 11 primeros. Espero que sea una lectura fácil, comprensible y útil para poder disfrutar de este barranco olvidado del Pirineo.

Cuando pasábamos con el coche hacia la zona de Llanos del Hospital, siempre veíamos a mano derecha un barranco con mucha agua, el barranco Cregüeña. Buscábamos en internet reseñas, fotos, crónicas o algún dato sobre este barranco y no encontrábamos nada. Nos sorprendía que no existiera ningún tipo de información sobre este barranco y teníamos la duda de si estaría abierto o no.

El mismo fin de semana que abrimos el barranco de Traveseras en la población de Santaliestra y San Quilez, nos decidimos a entrar también en el barranco de Cregüeña con material de instalación por si no estuviera abierto, pero sin ninguna esperanza de encontrarlo sin instalar.

En el mapa topográfico vemos que el barranco nace en el ibón de Cregüeña teniendo un largo recorrido, así que tenemos que decidir en qué punto acceder al barranco. Comenzamos a caminar por el sendero empinado que conduce hacia el ibón y cuando llevamos media hora de camino, nos damos cuenta que ya hemos salvado un gran desnivel así que decidimos entrar a esa altura.

En este punto observamos que hay una caída de agua medio vertical, medio en rampa que no se puede destrepar, así que buscamos algún tipo de instalación previa a nuestra llegada. En ese momento nos invade la alegría, al no encontrar ninguna instalación y por fin saber que seremos los primeros en descender este barranco, que nos parece que tiene muy buena pinta.


Primer rápel.

El primer y segundo rápel están seguidos y forman una cascada en rampa. Lo instalamos en dos tiradas de 12 y 14 metros respectivamente. Instalamos la primera tirada en un árbol a la izquierda orográfica y comenzamos a descender con una sonrisa que nos llega de oreja a oreja. La tirada de 14 también la instalamos en un árbol a la izquierda orográfica.


Segundo rápel.

Después de estos dos primeros rápeles, caminamos por el cauce 2 minutos y llegamos a otro pequeño. En este punto tenemos la opción de instalar por el activo desde un árbol a la izquierda orográfica o instalar por fuera del agua a la derecha orográfica. Como no, decidimos instalar por el activo ya que el agua va canalizada por la izquierda orográfica y queremos jugar un poco con ella.

(Ahora mismo cuenta con otra instalación a la derecha orográfica ya que la segunda vez que descendimos el barranco tenía el doble de agua y empujaba mucho en ese rápel, así que ahora mismo cuenta con instalaciones a ambos lados. Cada uno que lo descienda posteriormente le pondrá su nivel de dificultad).

Tercer rápel, el segundo día de apertura.

Después de este rápel viene un pequeño destrepe y enseguida otro rápel que instalamos a la derecha orográfica con un parabolt. En este rápel también se canaliza el agua hacia la izquierda, haciendo más divertido el descenso si pasas por este paso. De hecho tanto la primera como la segunda vez que lo descendimos, los más atrevidos pasamos por el paso canalizado disfrutando así del fuerte caudal.

 El primer día de descenso lo sorteamos sin problemas, pero el segundo día tuvimos que luchar con el agua ya que empuja bastante. El segundo día Alicia y Vero decidieron no meterse en el paso canalizado y optaron por descender por fuera del agua, una vez bajo las ayudamos a cruzar al lado izquierdo ya que la siguiente instalación se encuentra en este lado. (Para la gente que quiera descender este rápel por fuera del activo y después no quiera cruzar la vena para llegar a la instalación, hay un árbol a mano derecha donde puede instalar un natural. Eso sí, que tenga en cuenta que en el siguiente rápel descenderá por donde más agua cae, aunque no da muchos problemas ya que es una cascada abierta).

Cuarto rápel por el paso canalizado. En la foto se puede observar una saca amarilla colgada (anclaje siguiente rápel).


Llegando al final del cuarto rápel. Luchando con el agua.



El siguiente rápel como he comentado anteriormente está inmediatamente después del paso canalizado. Decidimos instalar un parabolt a la izquierda orográfica. Se trata de un rápel abierto y arrampado pero muy bonito.


Quinto rápel.



 En este punto caminamos dos minutos por la izquirda orográfica y llegamos a otro rápel en rampa donde hay un tronco cruzado de lado a lado del cauce justo despúes del árbol donde instalamos un cordino con un maillón. Formando así el sexto rápel de nuestro barranco.

Sexto rápel.

Pocos metros después el agua cae por la izquierda orográfica, formando otra pequeña cascada con mucho caudal. Este paso se puede sortear mediante destrepe por la derecha orográfica.

Seguidamente instalamos otro parabolt a la derecha orográfica. Ahora viene el séptimo rapel de unos 25 o 30 metros (según si se quiere llegar hasta el final de la rampa en rápel, o acabarlo en destrepe) con una poza intermedia. Decidimos instalar solo un parabolt, ya que es un rápel en rampa y hay buena recuperación de cuerdas desde su base.

Cuando sorteamos la poza intermedia de este rapel continuamos descendiendo con la cuerda por la izquierda orográfica, donde cae menos agua.


Caminamos unos metros y nos encontramos con una bonita caída arrampada en forma de cola de caballo. Con poco caudal se podría destrepar por la izquierda orográfica, aunque nosotros decidimos instalar en un árbol otro cordino con un maillón para descender en rápel.

En este punto caminamos unos cinco minutos por el cauce esquivando el activo ya que se canaliza bastante y el agua en este punto coge mucha fuerza. Llegamos al siguiente rápel el cual podríamos instalar por la izquierda orográfica por fuera del activo, pero cuando miro el chorro de agua noto que él también me mira a mí y me dice (móntame por el activo por favor), y yo claro no me puedo resistir, no soy de piedra jeje, así que instalo un parabolt a la derecha orográfica instalando así uno de los rápeles más juguetones del barranco. El rápel bautizado como “angustias de Pepa”. Para llegar a esta instalación hay que buscarse un poco la vida, ya que para cruzar el cauce el chorro de agua viene con potencia. En realidad se cruza fácilmente pasando con cuidado por encima de unos bloques de piedra antes de la instalación. Para descender este rápel tenemos la opción de pasar por todo el “mangazo” de agua que golpea en la pared con potencia o con un poco de habilidad ir buscando apoyos pasando por encima del agua. Kepa y yo pasamos por encima del chorro, pero Pepa no. Pepa estuvo luchando contra el agua, saliendo de este tramo un poco “agobiadilla”, bautizando en ese momento el rápel como “angustias de Pepa”. (El segundo día de descenso al llevar el doble de agua que el primer día vimos inviable ese paso, así que instalamos también un cordino a la izquierda orográfica por si en futuros descensos cogemos este barranco con mucho caudal poder esquivar este paso).


Cuando llegamos a la siguiente poza decidimos instalar otro anclaje natural a la izquierda orográfica para descender el siguiente rápel de unos 35 metros hasta su base. El primer día de descenso decidimos que cuando volvieramos a instalar la parte superior, meteríamos dos anclajes por el activo ya que es una cascada muy bonita la cual tendríamos que fraccionar. Pero el segundo día que volvimos y estábamos a punto de meter parabolts por el activo, nos llegó un mensaje al móvil de Juan Carlos teniendo que darnos prisa y abandonar el barranco por motivos personales. (Pero en breve instalaremos esa preciosa cascada por el activo).

En este punto caminamos unos metros por bloques hasta una cascadita que se puede destrepar por la izquierda orográfica. Seguimos andando y destrepando por el cauce hasta que llegamos a nuestro último rápel del barranco, que instalamos con un parabolt a la izquierda orográfica.


Después de este rápel yo sigo avanzando para ver si encuentro algún obstáculo más, pero no. Desde la base de la cascada hasta el puente de Cregüeña hay unos 5 minutos de caminar y destrepar. Aviso a mis compañeros los cuales optan por salir del barranco por el bosque una vez han descendido este rápel. Desde el bosque llegan en 3 minutos al sendero de nuestra aproximación, y en 5 minutos al puente de Cregüeña.




Llegamos a nuestros vehículos y celebramos la apertura de este precioso barranco olvidado del Pirineo, esperando ansiosos que llegara el día de volver para ver lo que nos esperaba más arriba.

El día 13/05/2017 volvemos para continuar con nuestro trabajo, sumándose otros compañeros que el primer día no pudieron venir. Esta semana nevó a 2000 metros de altitud y además se puso a llover haciendo que se derritiera toda esa nieve. Se notaba considerablemente el incremento de caudal con respecto a nuestro primer día de apertura, pero aun así sabemos que es un barranco abierto y no nos daría ningún problema para descenderlo.

Comenzamos a caminar por el sendero que conduce hasta el ibón de Cregüeña, llegando en media hora al punto donde entramos el primer día. Nuestra idea es subir una hora más a partir de este punto, pero a medida que ascendemos nos comenzamos a desanimar al no observar nada interesante en esta parte del barranco.

Cuando llevábamos 25 minutos más de caminata pasando una pedrera, vemos desde el sendero una cascada muy bonita la cual nos vuelve a motivar devolviéndonos una sonrisilla en la cara.

Cuando llegamos a la parte superior de esa cascada, Victor y yo dejamos las sacas en el sendero y continuamos subiendo un cuarto de hora más para ver si encontrábamos algo interesante un poco más arriba. Después de caminar esos quince minutos decidimos que el mejor sitio para acceder al barranco era la parte superior de la cascada que habíamos dejado quince minutos más abajo, ya que no merece la pena seguir subiendo. Así que bajamos y nos ponemos los neoprenos.

Nos metemos en el cauce e instalamos el primer anclaje natural a la derecha orográfica, creando lo que sería el primer rapel de todo el barranco.

Este anclaje natural sirve para aproximarse por el activo a otro parabolt que instalamos justo antes de la caída de agua.

Esta vertical la dividimos en tres, por el roce y recuperación de cuerda. Así que después de este parabolt instalamos pocos metros después otro anclaje natural en un árbol.


Salimos de la poza que hay en la base del rápel número 3, e instalamos un anclaje natural en un árbol que hay a mano derecha orográfica, formando así el rápel número 4 de nuestro barranco.

Después de este rapel la cascada sigue en rampa, pero podemos bajarla tranquilamente caminando y destrepando.

Seguimos caminando por el cauce hasta que después de un pequeño destrepe nos encontramos con otra rampa que quiere ser instalada, así que montamos otro anclaje natural a mano derecha orográfica.

A continuación caminamos y destrepamos por el cauce llegando en menos de 15 minutos a la parte del barranco que ya teníamos instalada previamente. (Al ser un barranco de carácter abierto puede llevar a confusión cual es el primer rapel de la segunda parte (sexto rapel del barranco). Para no equivocarse hay que tener en cuenta que todas las pequeñas caídas de agua que encontremos durante estos quince minutos de “pateo” se pueden des trepar fácilmente por un lateral u otro. Pero en el primer rapel del segundo tramo es algo más complicado el destrepe, llegando a ser inviable con caudal, localizándose entonces de manera fácil.)

Nunca creímos que aún quedarán barrancos tan bellos en el Pirineo por abrir y este, sin duda por un motivo u otro había sido olvidado. Ahora ya lo tenemos a nuestra disposición para que lo podamos disfrutar, pero eso sí, siempre con prudencia y respeto al entorno que lo rodea.

EQUIPO APERTURA: Victor, Juanma, Vero, Alicia, Juan Carlos, Eva Carra, Pepa, Kepa, Gpd produ, Juanfer, Dani.


Daniel Planells Mora.



Más información, reseñas y topografía en:




No hay comentarios:

Publicar un comentario