sábado, 12 de noviembre de 2016

Elperiodicodearagon.com

"El peso de la ley ha caído sobre el polémico empresario leonés de la minería Victorino Alonso por la destrucción del más importante resto del Neolítico en Aragón: la cueva de Chaves, que atesoraba pinturas rupestres comparables a las de Altamira. Maquinaria pesada de su empresa arrasó este enclave arqueológico para hacer instalaciones de un coto de caza."







No hay comentarios:

Publicar un comentario